Hoy en día un alto porcentaje de los teléfonos en todo el mundo, son Smartphone, y por consiguiente por lo general son dispositivos que han visto aumentado su tamaño considerablemente en los últimos años.

Debido a este gran tamaño, hoy en día podemos disfrutar de una mejor visualización de la pantalla,  dispositivos más ergonómicos, mayor funcionalidad, etc. Pero evidentemente no todo es bueno y bonito, ya que este aumento de tamaño también a traído una serie de problemas o inconvenientes como por ejemplo:  Incomodidad de transporte (sobre todo en los bolsillos), mayor riesgo de ser golpeado o de rotura, mayor uso y por tanto mayor riesgo a que la pantalla sea deteriorada, etc.

Es cierto que los Smartphones más avanzados de hoy en día, incorporan diferentes diferentes sistemas para proteger al máximo la pantalla de nuestro Smartphone como puede ser el recubrimiento Gorilla Glass en la pantalla o las futuras pantallas de Zafiro. Sin embargo, en muchos casos, esta protección no es suficiente, motivo por el cual se aconseja utilizar una protección externa de la pantalla en forma de un protector de plástico o funda.

Es en este último punto en el que nos queremos centrar, en el riesgo de que la pantalla de nuestro Smartphone sea rayada o golpeada, en definitiva deteriorada por su uso o por agentes externos. Las pantallas de nuestros Smartphone es quizás el punto más débil del dispositivo, más aún si asumimos que la mayorías de los usuarios adquieren carcasas (fundas) extras para proteger la propia de su Smartphone.

No obstante existen diferentes formas de poder proteger la pantalla de nuestro Smartphone. Una muy extendida y ligada a la compra de carcasas traseras, es la adquisición de un protector de carcasa o funda con una especie de "Ventana", que al cerrarse cubrirá la pantalla y para usar el Smartphone deberemos abrirla para poder visualizar la pantalla. He aquí su inconveniente, ya que cada vez que queramos acceder al Smartphone, deberemos abrir la "ventana". A su favor tiene, que es un gran protector contra golpes y que utilizaremos la pantalla tal cual, sin tener perdida alguna de calidad.

Otra de las protecciones para nuestra pantalla, serán los protectores transparentes en forma de lamina plástica que podremos adherir a la pantalla de nuestro Smartphone. Esta laminas, son adheridas en la pantalla del dispositivo y crean una capa protectora resistente a los arañazos y ralladuras, es muy eficaz cuando guardamos el teléfono en el bolsillo junto con las llaves o monedas. Además presenta la ventaja que no tendremos que descubrir el Smarphone, sino que simplemente tendremos que encender y usar como si de la pantalla se tratara. Además podremos encontrar tres tipos de protectores:

Transparente: Es el más usado, y tal como su nombre indica, este tipo de protector de pantalla ofrece una claridad absoluta, es decir la calidad de la pantalla no se verá reducida por el protector. Evidentemente su principal objetivo es proteger contra los arañazos y huellas dactilares. Algunos productos incluyen varios protectores, mientras que otros solo encontraremos uno solo.Su desventaja, viene condicionada por la calidad y grosor de la lamina protectora. Con protectores más finos (cuando se usan correctamente) son apenas perceptibles. Protegen tu teléfono contra rasguños pero se desgastan con el tiempo. Esto significa que con el tiempo tendrás que reemplazar el protector desgastado con otro del paquete. Protectores de pantalla que vienen en sólo una pieza por lo general son un poco más gruesos pero son más resistentes a los arañazos a un período más largo.

Mate: es anti huellas (no se queda la marca de los dedos), anti reflejo y en algunos casos también anti espías (dificulta que la gente a tu alrededor pueda ver la pantalla). Además con este protector, será muy cómodo leer en la pantalla del dispositivo. Lo malo es que se pierde calidad en la imagen, especialmente en pantallas HD ya que se puede generar un “efecto arco iris” y/o una apariencia que es comparable a la pixelación.

Espejo: También hay otros tipos de protectores de pantalla, como los que tienen un efecto espejo, por lo general también es anti espías y como su nombre lo indica, convertirá la pantalla de tu Smartphone en un espejo cuando esta se encuentre apagada. Su inconveniente principal es que también resta visibilidad de la pantalla.